Cómo elegir el mejor bolso
Tendencias

5 reglas de oro para elegir el bolso ideal

¿Cuántas bolsas  tiene tu armario? Puedes decirnos la verdad, a nosotros que conocemos bien tu ansia compulsiva de carteras, carteras y luego más carteras. Un bolso como unos mocasines mujer son un accesorio fascinante e indispensable, capaz como es de hacer que incluso los looks más simples sean únicos y refinados.

Ahora la pregunta es: ¿quieres estar seguro de elegir siempre el bolso perfecto? Pues hay 8 reglas de oro que debes conocer y seguir si quieres comprar el bolso adecuado para ti, para tu outfit y para distintas ocasiones. ¡Aquí están!

  1. Elige tu bolso

El bolso que decidas comprar debe ser tu bolso, debe contar sobre ti, tu personalidad, tu forma de ser y de vivir. El bolso te presenta y te representa: elige solo el que realmente creas que te pertenece.

  1. Una cuestión de equilibrio

Antes de elegir qué comprar, recuerda siempre un principio fundamental: el equilibrio. El tamaño y la forma del bolso deben estar en armonía con tu silueta, deben acentuar tus fortalezas y crear un equilibrio perfecto con tu cuerpo. Nuestras recomendaciones son dos:

  • Recuerda que los tamaños desproporcionados le harán parecer torpe. Entonces, si eres bajo debes evitar los megas compradores, mientras que si eres particularmente alto debes decir adiós a las micro bolsas.
  • La forma de tu bolso debe ser opuesta a la de tu cuerpo. ¿Qué significa? Que si eres bajito y con curvas debes preferir bolsas que se desarrollen en altura mientras que, si eres alto y particularmente delgado, los bolsos redondeados serán una excelente opción para ti.
  1. Lo más destacado de la bolsa

¿Sabías que el bolso resalta la parte del cuerpo donde lo colocas? Mírate en el espejo y lo notarás también: las bandoleras acentúan el busto y, por lo tanto, debes evitarlas si lo tuyo es un escote próspero; una bolsa que se detiene en la cintura resalta tu cintura; un embrague sostenido en la mano llama la atención sobre la mano, que por lo tanto debe ser especialmente cuidada.

  1. Evaluar la comodidad y seguridad del bolso.

Un bolso debe ser cómodo y seguro, especialmente si lo ocupas de día, que usas con frecuencia, tal vez mientras te apresuras a ir a la oficina o vas de compras. ¿Qué puedes poner en él? ¿Qué puedes guardar ahí? ¿Puedes cerrarlo de forma segura, sin tener el miedo constante de que algún atacante meta la mano en él? Por supuesto, para los embragues las cosas se complican, pero incluso en este caso nuestro consejo es que consideres poder llevar al menos el lápiz, el pintalabios y el smartphone contigo.

  1. Tu bolso para cada ocasión

Por supuesto, cada ocasión tiene una bolsa especial. ¡Es impensable poder adaptar una sola bolsa a todas las situaciones! ¿Tienes que ir a una entrevista de trabajo? El bolso perfecto es el de tamaño mediano, que no llama demasiado la atención, pero es capaz de comunicar la practicidad chic, concreción y la atención al detalle. En ocasiones especiales (piensa en una boda, una cena elegante, una ceremonia) la bolsa perfecta es el clutch, por supuesto, refinado y con clase.