Maquilladora profesional maquillando modelo
Tendencias

Trucos y tips de maquillaje profesional

Seamos francas, el maquillaje tiene mucho arte detrás. Conseguir un buen look no es fácil y más si le sumamos las prisas que solemos llevar siempre. Por ello, hoy hemos querido recopilar algunos de los mejores consejos que, a lo largo de los años hemos ido recibiendo, para lucir un aspecto siempre ideal con un maquillaje propio de un profesional, acompañado de una loción fresca.

Preparación de la piel

Para que un maquillaje luzca bien, bonito y se mantenga intacto el mayor tiempo posible, tenemos que tener una piel muy bien preparada con una rutina que lo merezca.

De hecho, este paso previo va a ser la clave de todo lo demás. Así que, ya tengáis la piel seca, en cuyo caso tendréis que poner hincapié en la hidratación, o piel grasa controlando más los brillos, la preparación y cuidado es básico.

Maquillaje como profesional

Además, algo que os puede ayudar mucho, es sumar un primer a vuestra rutina, ya sea hidratante, para controlar brillos y minimizar poros, para un efecto más radiante… y también para que ayude a que dure más.

La luz si es natural, mejor

A la hora de aplicarnos el maquillaje es fundamental tener una buena luz y si es natural, mejor. Eso sí, ni no tenemos posibilidad de maquillarnos delante de una ventana (en mi caso cuando me maquillo por la mañana sigue siendo de noche así que malamente…), tener una iluminación condiciones en nuestro tocador hará que la cosa cambie y que integremos mejor los cosméticos, quede más natural y no parezca que nos hemos maquillado a oscuras (que a muchas nos ha pasado).

Cosméticos según nuestro tipo de piel

Además de cuidar nuestra piel para crear el lienzo perfecto, también tenemos que saber escoger productos. Y es que, por ejemplo, al igual que una base full cover acabado mate puede no suele funcionar bien para una piel seca porque se os va a cuartear, una de acabado más glow no gustará ni funcionará en las pieles grasas porque sacará todos los brillos que no os gustan y desaparecerá como por arte de magia.

Igualmente, tenemos que ir adaptando los cosméticos a nuestra edad. Y es que, por desgracia, no nos funciona lo mismo a los 40 que a los 20, las cosas como son, así que si ya empezaste a tener la piel más madura, siempre es preferible apostar por productos que, a su vez, incorporen tratamiento.

Escoge las herramientas correctas

Como bien dice Cristina Lobato, maquilladora profesional, “la herramienta perfecta para aplicar la base depende de gustos personales y de la cobertura que desees obtener”. Y así es. Si queremos un acabado más full-cover o maximizar el producto, lo mejor opción es una brocha. Sin embargo, si buscamos algo más natural, más dewy, la esponja será nuestra mejor aliada.

Pero es que, además, podemos combinar las dos herramientas para maquillar zonas diferentes del rostro. Como maquillar con brocha en la zona T para dar mayor cobertura y el resto con una esponja para obtener un resultado más natural. O primero todo con brocha y luego pasar la esponja para eliminar exceso y las posibles líneas que nos hayan podido quedar.