Kopenhagen Fur cierra para siempre
Estilo de Vida

Kopenhagen Fur cerrará después de que se descubra el vínculo entre Covid-19 y Mink

La pandemia de Covid-19 no solo ha ralentizado el negocio de las pieles en Dinamarca; puede haberlo matado por completo. Eso se debe a que una mutación del coronavirus recién descubierta ha llevado al gobierno a ordenar un sacrificio masivo de la población de visones del país.

A raíz de la decisión, que tomó el primer ministro la semana pasada, la casa de subastas de pieles más grande del mundo, Kopenhagen Fur, anunció planes para cerrar sus puertas, informó Associated Press. La cooperativa no cerrará inmediatamente, pero ha comenzado una “reducción gradual” y dejará de funcionar dentro de dos o tres años.

El 4 de noviembre, la primera ministra Mette Frederiksen dijo que una agencia gubernamental encargada de mapear Covid-19 había descubierto una rara versión mutada del virus en 11 personas que habían sido infectadas por visones. La agencia temía que el fenómeno pudiera descarrilar los esfuerzos de vacunación. Además, en ese punto, la mitad de los casos en la parte norte del país podrían rastrearse hasta el animal. A la luz de esto, el gobierno danés ordenó el sacrificio de los 15 millones de visones en el país, diciendo que ofrecería incentivos financieros a los agricultores para comenzar lo antes posible.

La drástica medida ha sido recibida con la condena de la industria, los activistas por los derechos de los animales y el público. Expertos en salud como el Dr. Anthony Fauci de EU y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades también han cuestionado si la mutación incluso comprometería los esfuerzos de desarrollo de vacunas, según Bloomberg. Este último dijo que se necesitaba una mayor investigación de las mutaciones y sus implicaciones antes de tomar una decisión de una forma u otra.

Independientemente, Kopenhagen Fur anunció el jueves que si bien el sacrificio no afectaría sus temporadas de clasificación y venta de 2021, afectaría drásticamente su capacidad para operar en el futuro. “Incluso la comunidad más fuerte no puede sobrevivir a las consecuencias de las decisiones que se han tomado ahora”, dijo el CEO Jesper Lauge en un comunicado. “Por lo tanto, hoy he anunciado a los más de 300 empleados de la empresa que estamos considerando cerrar dentro de un par de años”.

Kopenhagen Fur es una cooperativa de casi 1.500 criadores daneses que representa casi el 40 por ciento de la producción mundial de visones, según AP. Gracias en parte a la empresa, Dinamarca es uno de los principales exportadores de pieles del mundo. Se cree que la decisión de sacrificar a todos los visones del país le costará alrededor de $785 millones de dólares y un gran impacto económico para cientos de familias que ya esta afectando fuertemente los negocios de moda, desde los pequeños talleres de pantalones de vestir, hasta los grandes clonglomerados.