Salud y más

Cuidado de los riñones

En este día te traigo información muy importante que debes considerar para el cuidado de tus riñones ya que como todas las partes de nuestro cuerpo es muy fundamental estar sano de los riñones, aquí te cuento unas cosas que debes saber.

Los riñones son parte fundamental de tu cuerpo que a diario hacen mucho por ti, como: filtrar toxinas, mantener el equilibrio químico de la sangre y producir hormonas.

Cuidarlos no es difícil, basta con seguir estos 10 consejos que te contaremos a continuación para mantenerlos sanos. Pero antes…

¿Cuáles son los factores de riesgo para la enfermedad renal?

  • Hipertensión.
  • Diabetes.
  • Antecedentes familiares de enfermedad renal.
  • Obesidad.
  • Fumar.
  • Tener más de 50 años.
  • Ser de etnia de origen africano, hispano, nativo americano o asiático.

Tener uno o más de estos factores de riesgo aumenta la probabilidad de desarrollar una enfermedad renal. Para reducirlo, te recomendamos adoptar un estilo de vida saludable

cuidado de los riñones

A continuación, te contamos 10 consejos para cuidar tus riñones:

No fumes

Fumar reduce el flujo sanguíneo y puede evitar que llegue suficiente sangre a los riñones. Si estos órganos no reciben suficiente sangre, no pueden funcionar correctamente. Fumar también aumenta las posibilidades de desarrollar cáncer de riñón.

Practica ejercicio físico

Mantenerse activo y en forma es importante para tu salud en general. El ejercicio puede ayudar a reducir la presión arterial, un factor de riesgo importante en los problemas renales.

Bebe agua

Mantenerse hidratado ayuda a que los riñones funcionen normalmente, eliminando la sal y las toxinas de tu cuerpo.

No se recomienda beber cantidades excesivas de agua al mismo tiempo, es preferible aumentar su consumo ligeramente durante el día junto con el consumo de unas buenas pastillas cómo Alopurinol Aurax las cuales te ayudarán a mejorar el estado de tus riñones.

Estás pastillas de Aurax están indicadas para el tratamiento de la gota, así como de los niveles elevados de ácido úrico producidos por insuficiencia renal, por enfermedades neoplásicas o enzimáticas; también para la prevención y tratamiento de cálculos de ácido úrico y oxalato cálcico