como mantener el cerebro sano
Estilo de Vida

Cerebro agudo a medida que envejeces

El cerebro necesita ejercitarse igual que lo hace tu cuerpo con el ejercicio, ¡pero el entrenamiento cerebral es diferente!

El ejercicio físico es esencial para que nuestros músculos y corazón se mantengan fuertes y en buena forma. ¿Pero qué hay de tu cerebro? Al igual que tu cuerpo, debes ejercitar tu mente regularmente para asegurarte de que se mantenga saludable a medida que envejeces.

Sin embargo, no necesitas un gimnasio para esto: las herramientas que tienes están a tu alrededor. Como un buen multivitamínico que te ayuda a fortalecer tu cerebro puede ayudar en esta situación con la ayuda de una app digital de farmacia puedes comprar estos artículos solo descarga nuestra app y descúbrelo.

Sigue leyendo para conocer algunas técnicas para que comiences a trabajar en tu vida cotidiana, asegurando una vida larga y feliz para tu cerebro.

Aprende algo nuevo

Cuando se habla de salud del cerebro, es como un circuito de entrenamiento para tu mente. Lo ideal es que aprendas algo nuevo, algo que no sea fácil para ti.

Si es desafiante y frustrante, probablemente sea bueno para tu cerebro. Tu mente está intentando descubrir algo nuevo y a veces no es tan sencillo como parece.

Por ejemplo, si no tienes una mentalidad mecánica, intenta aprender algunas habilidades automotrices, o si no es una persona de palabra, intenta memorizar la letra de una canción o un poema.

Camina de manera diferente

Puede sonar raro, pero parte de la salud del cerebro también incluye asegurarte de que tu cuerpo tenga que aprender nuevas formas de realizar tareas de rutina.

Una manera para aumentar tu actividad neuronal fue caminar de una manera diferente a la que estabas acostumbrado.

Puedes tratar de caminar sobre las líneas del suelo en lugar de la acera, subiendo o ir subiendo las escaleras de dos en dos en lugar de una en una, etc.  Obligar al cerebro a hacer algo automatizado de una manera diferente es una excelente manera de ejercitarlo.

Habla en público

Una clave en el “circuito” de los ejercicios cerebrales es el desarrollo de la fluidez verbal. Si te encuentras luchando con la búsqueda de palabras, ese es un ejemplo de cómo la fluidez verbal disminuye a medida que envejeces.

Para ayudar a mantener esta habilidad, lo recomendable es practicar hablar en público, al igual que en el debate. Lo ideal es investigar sobre un nuevo tema y luego hablar sobre el tema durante tres minutos.

Incluso un minuto está bien, y no se tiene que hablar frente a nadie; solo es útil hablar en voz alta, idealmente sobre un tema que no sea familiar.

cerebro sano mientras envejeces

Combina los sentidos

No, no estamos diciendo que hagas tu vida más difícil. En cambio, se trata de buscar formas de integrar múltiples sentidos cuando haces una actividad. Pro ejemplo, añadir música a actividades cotidianas como limpiar o conducir ayuda a forjar nuevos caminos en la mente. El cerebro funciona bien cuando tienes que usar dos sentidos juntos.

Otras ideas: escucha un audiolibro mientras cocinas o lleva contigo una pequeña botella de un aceite esencial fuerte como la menta cuando salgas a caminar y las hueles de vez en cuando.

Juegos de memoria

¿Recuerdas el clásico juego de memoria electrónica Simon? Resulta que ese patrón intermitente de luces rojas, azules, verdes y amarillas fue más que entretenido.

Desarrollar habilidades de memoria y concentración es otra de las paradas del circuito del cerebro porque se centra en la memoria a largo y corto plazo. Por ejemplo, concéntrate en un año y habla sobre lo que sucedió ese año de tu vida.

Trata de recordar también lo que hiciste ayer: ¿a dónde conduciste? ¿Qué vino en el correo? Los juegos como Simon son excelentes para las habilidades de concentración, y ahora hay una serie de aplicaciones que puedes descargar para tu teléfono que son gratis y te vendrán muy bien.

Da afecto

Innumerables estudios promocionan el impacto de las relaciones sólidas en la salud y el bienestar. Resulta que hay una razón médica por esto: El cerebro humano nos recompensa por conectarnos con los demás.

Cosas como cogerse de la mano, tocar e incluso mirar los ojos provocan una liberación de oxitocina en el cerebro.

A menudo, nuestros círculos sociales se hacen más pequeños a medida que envejecemos, y al mismo tiempo tu cerebro comienza a olvidar cómo producir oxitocina.

Para mantener esa hormona para sentirte bien, intenta unirte a un nuevo club, como voluntario o aceptando una nueva tarea que te obligará a conocer e interactuar con nuevas personas.