Café expresso
Comidas

Café caliente vs café frio

Cuando decidas entre tomar una taza de café caliente o una bebida fría, puedes basar tu decisión en tu estado de ánimo o en cómo está el clima afuera. Si bien la temperatura es una diferencia obvia entre los dos, no es lo único. Según los expertos, existen algunas diferencias sorprendentes en los beneficios para la salud de beber café caliente y café helado.

Los beneficios de beber café, independientemente de la temperatura, son numerosos. Cuando se consume con moderación, el café puede ayudar a reducir la depresión, disminuir el riesgo de contraer diabetes, mejorar sus entrenamientos y darle un buen impulso a su cerebro.

Se sabe que el café helado es menos ácido. Esto es más calmante para su sistema digestivo, por lo que es menos probable que tengas malestar estomacal después de beber su taza de café frío, Esto también es mejor para mantener los dientes sanos. 

Aunque el café preparado en frío se convirtió en una estrella en ascenso en el campo de la salud en los últimos años, el café caliente todavía tiene algunas ventajas significativas. Te comparto algunas de las ventajas de tomar café caliente en comparación con beber café helado.

frappe moka

El café caliente tiene más antioxidantes

En un estudio de 2018 publicado en Scientific Reports, investigadores de la Universidad Thomas Jefferson encontraron diferencias químicas entre los cafés fríos y calientes. Se descubrió que el café caliente tiene niveles más altos de antioxidantes que el café frío, lo que lo hace un poco más saludable.

Esto es importante porque los antioxidantes son responsables de los beneficios para la salud que obtienes del café.  Así que la próxima vez que quieras usar tus rewards en la cafetería piensa en estos beneficios de las bebidas calientes, pues los antioxidantes en el café incluyen un menor riesgo de cáncer, enfermedad cardíaca, hepática, diabetes y muerte prematura.


El café frío generalmente tiene menos cafeína

La cantidad de cafeína en tu café puede variar según la cafetería donde lo compres. Y en términos generales, el café frío contiene menos cafeína, lo que es un beneficio para aquellos que realmente les gusta tomar una segunda taza de café pero se sienten un poco inestables.

Las bebidas frías suelen contener alrededor de 40 mg de cafeína por 100 g, mientras que el café caliente contiene aproximadamente 60 mg por 100 g de café. Los beneficios de consumir menos cafeína incluyen dormir mejor, hormonas más equilibradas en las mujeres y presión arterial más baja.

Estos son dos argumentos que tienen punto a favor y en contra del café caliente y el frío. Cuéntanos en los comentarios cuál es tu favorito.