Aprende hacer velas aromáticas
Decoración

Cómo se hacen las velas perfumadas

Si quieres saber cómo se hacen las velas perfumadas te invitamos a que leas el siguiente texto, seguro te gustará y vas a hacer la tuya.

Cómo se hacen las velas perfumadas

“No hay más de cinco notas musicales, sin embargo, las combinaciones de estas cinco dan lugar a más melodías de las que se pueden escuchar”.

Sun Tzu

Tal como dijo el antiguo general chino (aunque pudo haber contado mal sus notas musicales; hay 12 para los estándares modernos u 8 si solo cuentas las notas naturales).

Los ingredientes más simples para cualquier cosa pueden producir combinaciones tan delicadas e inconmensurables que se extienden para siempre, en cualquier dirección que te importe imaginar.

Sun Tzu continúa describiendo la combinación de colores y sabores. Nos gustaría agregar aromas a esa lista: hay tantos aromas diferentes en este mundo y muchas más posibilidades de combinarlos.

Nos complace trabajar en un campo con una oportunidad tan inconmensurable, y esto se relaciona maravillosamente con lo que queremos hablar hoy: cómo se hacen las velas aromáticas.

Las velas aromáticas están hechas, más o menos, de tres ingredientes muy simples.

Está el perfume en sí, luego está la cera de la vela, que está hecha (sorprendentemente) de cera de una forma u otra; y finalmente está la mecha, que está hecha, en su mayoría, de una cuerda infundida con aceite para quemar.

Pero las sutilezas y oportunidades de cambio que surgen de estos tres ingredientes permiten una gran cantidad de velas diferentes y formas de liberar los aromas contenidos en el interior al mundo exterior.

Por supuesto, dentro de estos tres ingredientes cardinales de las velas perfumadas, hay un área que se destaca como particularmente abierta a la exploración y la creatividad:

La elección de los aromas que se infunden dentro de la vela es realmente la parte más importante del proceso, y lo que define y realmente hace que la vela sea lo que es.

Dentro del posible aroma de una vela, hay más notas, texturas y capas de las que jamás se pueden oler.

El proceso de decidir realmente qué aromas van en tu vela es complejo.