Omega 3 que consumen los atletas
Salud y más

Qué deben saber los atletas del Omega 3

Si todavía no conoces las razones por las que todo levantador, corredor y atletas necesita omega-3, aquí te lo decimos.

El omega 3 y los atletas

Si alguna vez has pensado en tomar una pastilla de omega 3, probablemente sea por tu corazón. Después de todo, la Asociación Americana del Corazón dice que los ácidos grasos buenos para ti pueden reducir los niveles de triglicéridos, mantener las arterias limpias y evitar los latidos irregulares.

Y aunque ninguno de los atletas consiguen un nuevo récord sin un corazón sano, los beneficios de los omega 3 en el gimnasio y en el campo van mucho más allá.

Los omega 3 no sólo pueden acelerar la recuperación de los entrenamientos, aumentar las ganancias y ayudar a alcanzar nuevos objetivos deportivos, sino que también son necesarios para la salud cardiovascular, cerebral, articular, ocular y de la piel.

La cuestión es que el cuerpo no puede producir ácidos grasos omega 3 por sí mismo. Depende de tu dieta para obtenerlos, e incluso si te esfuerzas por comer mucho pescado, aguacates y frutos secos, podrías estar quedándote corto en tus objetivos.

Los omega 3 vienen en tres tipos:

Ácido eicosapentaenoico (EPA), ácido docosahexaenoico (DHA) y ácido alfa-linolénico (ALA). Los ácidos grasos de cadena larga, EPA y DHA, se encuentran en el pescado, los suplementos de aceite de pescado y el extracto de algas. La forma de cadena corta, el ALA, se encuentra en fuentes vegetales como las nueces, las semillas de lino, las semillas de chía, el aguacate y el aceite de oliva.

Sin embargo, el cuerpo sólo puede utilizar los omega 3 de cadena larga. Así que, para utilizar otras formas, convierte el ALA en EPA y luego en DHA. Desgraciadamente, este proceso es todo menos eficiente.

omega 3

En los hombres, sólo un 5 por ciento del ALA consumido se convierte en EPA y menos del 1 por ciento del EPA se convierte en DHA. “Así que el uso exclusivo de este proceso no es la forma ideal de elevar el EPA y el DHA en tu cuerpo”.

Para obtener suficiente EPA y DHA -muchos expertos recomiendan entre 500 y 1.000 mg al día-, habría que comer al menos dos raciones de pescado graso como el salmón, el atún o la caballa cada semana.

Por no hablar de los frutos secos, las semillas y los aceites cardiosaludables necesarios para satisfacer las necesidades de ALA. Muchos hombres, incluso los más sanos, no lo hacen.

También te puede interesar: COSAS QUE DEBES SABER DE LOS ANALGÉSICOS