Escritorio con comida para llevar al trabajo como fruta y verduras
Comidas

Comidas fáciles que puedes llevar al trabajo

Alrededor del 46% de los mexicanos comen en un restaurante durante el horario laboral (2019). Esto implica un gasto constante, el cual podrías evitar si comienzas a llevar al trabajo tus propias comidas. Aunque la mayoría de las empresas aún no regresan a la oficina, estos consejos de ahorro te servirán de mucho.

Hacer tu propia comida no tiene por qué ser aburrido y difícil. Además, puedes ahorrar fácilmente unos $1,000 al mes. Sin embargo, hay ocasiones en las que tienes antojo de algo que te gusta mucho, la mejor alternativa es buscar la opción más económica para satisfacer tu gusto.

Aplicaciones móviles como UberEats o DiDi Food suelen activar cientos de ofertas para ordenar comida. Al descargar Wow+, obtendrás beneficios más allá de muy buenos descuentos en muchos restaurantes cercanos, cuentan con envíos gratis y acumulación de puntos canjeables.

Comidas fáciles que puedes llevar al trabajo

Lleva una ensalada al trabajo

Los ingredientes que se necesitan son, en su mayoría, económicos. Una excelente alternativa, además de saludable, versátil y muy fácil de preparar la noche anterior de tu salida hacia el trabajo.

Escritorio de trabajo con comida casera

Cocina una pasta

Es otro de los platillos sencillos de alistar en la noche. La pasta es relativamente económica y puedes comprar salsas preparadas en el supermercado si es que quieres facilitarte aún más las cosas. A su vez, hay cientos de recetas de salsas para pasta en internet.

Hervir unos huevos

Cualquiera puede hervir un huevo, solo déjalo en agua hirviendo por 12 minutos. Aunque puede contar como desventaja que este platillo es un poco apestoso, también es llenador, provee mucha energía y una gran cantidad de nutrientes saludables a tu cuerpo.

Prepara sándwiches para llevar al trabajo

Con un poco de inspiración, puedes preparar todo tipo de sándwiches, desde carne hasta verduras, y no te limites al pan. Pruebe también sándwiches de pita, tortilla, galletas, bagels y croissant.

Empleado comiendo sándwich y comida para llevar al trabajo

Elige frutas o verduras como refrigerios

Picar un poco de fruta o verduras como jícama, pepino o zanahoria para llevar al trabajo es muy sencillo, especialmente si te preparas para la semana laboral con anticipación.

Elabora tus propias botanas para llevar al trabajo

Puedes preparar botanas fáciles que puedes comer en tu horario laboral. Así te limitarás a buscar una máquina expendedora a buscar botanas que intenten satisfacer tu hambre.

Trae tu propia bebida

Aquí hay otro gasto que es muy sencillo de evitar. Además, estarás beneficiando al medio ambiente si llevas tus propios termos con un buen café o té, o una simple botella de agua natural.